Se nos da.


Curiosa casualidad de quererte,
explicar lo que sucede es difícil,
las palabras son como sueños,
descansan en la mente jugueteando.

Curiosa casualidad de quererme,
brincan las emociones al estar juntos,
soy para ti un soñador escribiendo
paraísos viviendo en la penumbra.

Curiosa casualidad de querernos,
desafiando al destino, caminado
sin rumbo, sonriendo a lo desconocido,
mojando las mejillas con las lágrimas.

Curiosa casualidad no la puedo entender,
ser tan diferentes y sin embargo encontrar
paz que se supone la encontraríamos en otras
personas… Se nos da burlarnos del destino.

Gustavo Huerta
G. H.

-

Entradas más populares de este blog

Destino

Desamor

Pletórica

Destino

Escondido y lejos

¿Dejar de soñar?

Soneto II - Pablo Neruda