Así rodeado - Mario Benedetti



La frase de la imagen es ilustrativa
NO pertenece a Mario Benedetti


Otra vez estoy solo
tan hondamente
solo
que no siento la ayuda

ni el calor
de tu mano
ni tu nueva mirada
ni siquiera la antigua
universal
tristeza

tan libremente
solo
que no puedo acordarme
de cómo era el mundo
con su pobre
tranquila muchedumbre
con sus brazos abiertos
con su espalda vencida

tan claramente
solo
que las paredes lloran
los vagabundos lloran
los solitarios lloran
y se alejan

ah pero éstos
éstos los sobornables
solitarios
antes de irse me envuelven
en una blanda
ojeada
que parece piedad
pero es
envidia.



-

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Nada más que un búho - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Hagamos un trato - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Como el ave fénix

Hombre que mira la tierra - Mario Benedetti