La sonrisa es mía
pero la causa eres tú
si prodigo caricias
son las que motivas tú.

Las palabras mías
poesía que inspiras tú
no cuento mis días
y no añoro mi juventud.

Los sueños míos
pero en ellos estás tú
surgen los versos
aunque no sea mi virtud.

Es triste la noche
más por mí mala actitud
no pedir, de repente
que seas mi completitud.

Alexander Galván López

-

Entradas más populares de este blog

Palabras

Pletórica

Destino

Palabras menores - Mario Benedetti

No sé quién es - Mario Benedetti

Nuestros días

Poste restante - Mario Benedetti