Olvidada

De que huyes ,si lo que llevas adentro te seguira donde vayas

No recuerdo el momento preciso
en que mi alma se esfumó.

Tal vez fue en una mañana fría de invierno,
quizá una noche de embriaguez con el recuerdo.

O simplemente está aquí, conmigo;
herida, olvidada, con ambición de volver a amar.

Gustavo Huerta
G. H.

-

Entradas más populares de este blog

Destino

Escondido y lejos

Pletórica

Desamor

Soneto II - Pablo Neruda

Nuestra promesa

Recordándote