Sólo tenía papel y lápiz


¡Como un cuento de amor nace una bella historia,
donde la magia se hace presente en sus vidas,
descubren que puede existir el amor,
que aún hay espacio para las cosas del alma!

Él la amaba tanto
que un día le quiso regalar las cosas más maravillosas…
                                               castillos,
                                                  joyas,
viajes a lugares hermosos,
un carruaje llevado por corceles
y le dio todo;
a pesar que sólo tenía papel y lápiz.




Gustavo Huerta

Entradas más populares de este blog

Ausencias - Mario Benedetti

Lágrimas al viento.

Imagina.

Recuerdos

Verdades

Aún te siento

Sólo en sueños - Jaime Sabines