Elemento.

Usted me dio alas,sabiendo que no iba a volar conmigo

Lanza mi nombre al viento
y búscalo entre las cumbres
de tu memoria
¿para qué me hiciste volar?
¡ya no quiero plumas, mujer!
yo nací gusano,

entre la tierra
y no conozco la luz ni la risa.

Derrama ahora mi nombre
sobre este muro roído
fue metal un día
luego piedra
luego carne
ahora no es más:
murió de olvido.

Encierra mi nombre
entiérralo bajo los escombros
pero por favor te imploro
no lo llames más nunca
dejalo diluirse en el tiempo
hasta que sea agua.

¡Cuantas historias te contó mi nombre!
ahora sales de mi ser
y eres el origen del fuego
¿cuantos calores más
antes de caer moribundo?

Estás apagando las luces
y no encenderán más
pues mi alma no entiende
las lenguas del perdón

Quema mi nombre en tu lumbre
ahógalo en tus ojos
pero apártalo de mi vista.

No quiero nunca más ser llamado
como quien llama a un hombre.
Hoy solo quiero ser gusano.
José Quirós

Entradas más populares de este blog

Ausencias - Mario Benedetti

Lágrimas al viento.

Imagina.

Recuerdos

Verdades

Aún te siento

Sólo en sueños - Jaime Sabines