Te diré un secreto.

Si dudas de mi amor
recuerda el día
que te regalé el alma,
cierra los ojos,
tus dudas acabarán.

Colmado de errores
desde que no estás,
espero el día que llegues
y cual fue la promesa,
digas que será para siempre.

Vuelve,
te aseguro
que me harás feliz,
yo no te olvidé.

Si no regresas,
me alejaré por siempre
al final de cuentas,
estoy aprendiendo
a vivir sin ti.
G.H.

-

Entradas más populares de este blog

Nocturno - Mario Benedetti

Decir que no - Mario Benedetti

Poema 4 - Pablo Neruda

Capítulo 93 - Julio Cortázar

Cotidiana I - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

No me destierres