Redención

Fue ,es y será un placer ,coincidir en está vida contigo.
Con tus cartas he formado
una nueva cara para el amor
con mis manos he tomado
lo que abandoné por temor.

En tus manos he deseado
dejar encargado mi corazón
ya me había acostumbrado:
al olvido, al maltrato; sin razón.

En el recuerdo hemos dejado
eternas noches entristecidas
junto al álbum del pasado
ahora yacen enmudecidas.

Miro al frente y no he tardado
en reconocer pronto tu valía
y si al parecer he demorado
disculpa, aún quedaba cobardía.

Junto a ti todo es más claro
se siente muy de cerca la pasión
si antes he dudado, parece raro;
hoy presento mi mejor versión.
Alexander Galván López

-

Entradas más populares de este blog

Hilo rojo

Nada más que un búho - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Próximo prójimo - Mario Benedetti

Como el ave fénix

Hombre que mira la tierra - Mario Benedetti

Desamor