Cuando ya no esté aquí





Cuando ya no esté aquí,
se llevará mi risa el viento.
Volverá a la tierra lejano

y suave el eco de mi canto.
Cuando ya no esté aquí,
seguirá su rumbo la vida,
y en la paz del recuerdo
cerrarán la herida.

A veces otros besos
me vestirán de olvido
arropados en la certeza
de que me he ido.
Y llenarán mi ausencia otras voces,
otras palabras,
otros pasos borrarán las huellas
que dejaron los míos.
Rescataran mi recuerdo en la añoranza
del tiempo perdido.
Carmen Polanco

Entradas más populares de este blog

La piel es de quien la eriza

A la orilla de la chimenea - Joaquín Sabina

Extráñame

Amor no correspondido

Una cita en la luna

Yo te amaré en silencio

De carne y hueso - Edgar Oceransky