De qué callada manera - Nicolás Guillén/Pablo Milanés




De qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,

como si fuera la primavera.
yo muriendo.
Y de qué modo sutil
me derramó en la camisa
todas las flores de abril.

¿Quién le dijo que yo era risa siempre
nunca llanto?
Como si fuera la primavera
¡no soy tanto!
En cambio que espiritual
que usted me brinde una rosa,
de su rosal principal.

De qué callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera
Yo muriendo.
Yo muriendo...
Nicolás Guillén - Pablo Milanés

También te puede interesar : Amor de otoño 


Entradas más populares de este blog

La piel es de quien la eriza

A la orilla de la chimenea - Joaquín Sabina

Extráñame

Amor no correspondido

Una cita en la luna

Yo te amaré en silencio

De carne y hueso - Edgar Oceransky