Mis manos


Mis manos
Mis manos saben
de libros de cuento y acuarelas,
de chocolates derretidos y chicles pegoteados,

de moños y trenzas, de perros y gatos.
Saben de cartas de amor, de fotos viejas,
de mantas tejidas y flores frescas. Saben
del frío y del fuego; de lágrimas sin pañuelo,
de rímeles corridos, de caricias y de olvidos.

Mis manos saben de aceites,
panes y frutos (y de la ausencia de los mismos).
Saben del jazmín la fragancia. Y del peso de una tumba.
Saben de lija y seda; de piedad e indiferencia.

Ellas saben,
y aún siguen aprendiendo.
Algún día reposarán...
No habrá más cansancio;
ni tampoco sueños.



-

Entradas más populares de este blog

Bienvenida- Mario Benedetti

Amor mío, mi amor, amor hallado... - Jaime Sabines

La despedida

Desgana- Mario Benedetti

Verdades

Guarda mi corazón

Paloma quiero contarte -Víctor Jara