Brindis- José Ángel Buesa

No me preguntes nada: yo sé bien que es mejor  embriagarse de vino que embriagarse de amor...

He aquí dos rosas frescas, mojadas de rocío:
una blanca, otra roja, como tu amor y el mío.
Y he aquí que, lentamente, las dos rosas deshojo:
la roja, en vino blanco; la blanca, en vino rojo.

Al beber, gota a gota, los pétalos flotantes
me rozarán los labios, como labios de amante;
y, en su llama o su nieve de idéntico destino,
serán como fantasmas de besos en el vino.

Ahora, elige tú, amiga, cuál ha de ser tu vaso:
si éste, que es como un alba, o aquél, como un ocaso.
No me preguntes nada: yo sé bien que es mejor
embriagarse de vino que embriagarse de amor...

Y así mientras tú bebes, sonriéndome así,
yo, sin que tú lo sepas, me embriagaré de ti...
José  Ángel Buesa

Entradas más populares de este blog

Una cita en la luna

El breve espacio en que no estás - Pablo Milanés

La piel es de quien la eriza

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

El amor de mi vida - Pablo Milanés

Nos sobran los motivos - Joaquín Sabina

El amor de mi vida - Pablo Milanés