Fragmentos - Katia Márquez

¡Ojalá pudieran mis manos enamorarte tanto el alma que cortara cada una de tus lágrimas.! ¡Ojalá pudiera ser hada madrina y convertir tu oscuridad en luna llena! ¡Ojalá!



Un fragmento de mí se ha quedado en tu entrega.
Intento protegerte de todo lo dañino
pero sé que no tengo tanto poder conmigo.

He querido cubrirte con mi amor,
dejar que cada pétalo que hay en mí para ti calme la ausencia.
He pretendido quitar las espinas de mis rosas y escarbar tu camino
y ahora comprendo que no puedo evitar pinchar tu corazón.

¡Ojalá pudieran mis manos enamorarte tanto el alma
que cortara cada una de tus lágrimas.!
¡Ojalá pudiera ser hada madrina
y convertir tu oscuridad en luna llena!
¡Ojalá!

Pero no tengo más que este amor que me mueve hacia ti con tanta fuerza ,
que se me rompe el corazón en dos de no tenerte cerca.
Solo tengo la brisa de mis labios que te buscan.

No sé cómo atrapar al viento para que no lastime tus alas,
no sé cómo llenar tu universo de la luz que emana de mi,
cuando mis ojos se acercan a los tuyos,
no sé qué hacer para no verte tan tiernamente desgarrada y no hundirme contigo.

Me falta el aliento sin tu respiración,
me falta vida si tu rostro se pierde en la tristeza.
¡Tengo tanto que darte!

Te amo con la profundidad del mar adentro,
estás en mis entrañas.
Mi espacio no sobrevive a más espacios sin ti

¡Ojalá , que al menos lo supieras.!



También te puede interesar : Porque te quiero


Entradas más populares de este blog

Coincidir- Méxicanto

19 días y 500 noches - Joaquín Sabina

Chau número tres - Mario Benedetti

El amor en los tiempos del cólera - Gabriel García Máquez

Una cita en la luna

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Calle Melancolía - Joaquín Sabina