A partir de mañana - Alberto Cortez


A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida;  a partir de mañana empezaré a morir la mitad de mi muerte;  a partir de mañana empezaré a volver de mi viaje de ida;  a partir de mañana empezaré a medir cada golpe de suerte.    A partir de mañana empezaré a vivir una vida más sana,  es decir, que mañana empezaré a rodar por mejores caminos;  el tabaco mejor y también por qué no, las mejores manzanas,  la mejor diversión y en la mesa mejor, el mejor de los vinos.    Hasta el día de hoy, sólo fui lo que soy, "aprendiz de Quijote",  he podido luchar y hasta a veces ganar, sin perder el bigote.  Ahora debo pensar que no pueden dejar de sonar las campanas,  aunque tenga que hacer, más que hoy y que ayer...  a partir de mañana.    Si a partir de mañana decidiera vivir la mitad de mi muerte  o a partir de mañana decidiera morir la mitad de mi vida,  a partir de mañana debería aceptar, que no soy el más fuerte,  que no tengo valor ni pudor de ocultar mis más hondas heridas.    Si a partir de mañana decidiera vivir una vida tranquila  y dejara de ser soñador, para ser un sujeto más serio,  todo el mundo mañana me podría decir: "se agotaron tus pilas,  te has quedado sin luz, ya no tienes valor, se acabó tu misterio".    Cada golpe de suerte empezaré a medir a partir de mañana.  De mi viaje de ida empezaré a volver a partir de mañana.  La mitad de muerte empezaré a morir a partir de mañana.  La mitad de mi vida empezaré a vivir... a partir de mañana.


A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida;
a partir de mañana empezaré a morir la mitad de mi muerte;
a partir de mañana empezaré a volver de mi viaje de ida;
a partir de mañana empezaré a medir cada golpe de suerte.

A partir de mañana empezaré a vivir una vida más sana,
es decir, que mañana empezaré a rodar por mejores caminos;
el tabaco mejor y también por qué no, las mejores manzanas,
la mejor diversión y en la mesa mejor, el mejor de los vinos.

Hasta el día de hoy, sólo fui lo que soy, "aprendiz de Quijote",
he podido luchar y hasta a veces ganar, sin perder el bigote.
Ahora debo pensar que no pueden dejar de sonar las campanas,
aunque tenga que hacer, más que hoy y que ayer...
a partir de mañana.

Si a partir de mañana decidiera vivir la mitad de mi muerte
o a partir de mañana decidiera morir la mitad de mi vida,
a partir de mañana debería aceptar, que no soy el más fuerte,
que no tengo valor ni pudor de ocultar mis más hondas heridas.

Si a partir de mañana decidiera vivir una vida tranquila
y dejara de ser soñador, para ser un sujeto más serio,
todo el mundo mañana me podría decir: "se agotaron tus pilas,
te has quedado sin luz, ya no tienes valor, se acabó tu misterio".

Cada golpe de suerte empezaré a medir a partir de mañana.
De mi viaje de ida empezaré a volver a partir de mañana.
La mitad de muerte empezaré a morir a partir de mañana.
La mitad de mi vida empezaré a vivir... a partir de mañana.

Alberto Cortez- Disco : En un rincón del alma

También te puede interesar : Como el primer día 


Entradas más populares de este blog

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Apenas y a penas - Mario Benedetti

En un rincón del alma - Alberto Cortez

Tren de los sueños perdidos

Paloma quiero contarte -Víctor Jara

Razones

Óleo de mujer con sombrero - Silvio Rodríguez