Bailando con tu sombra - Víctor Heredia

Tengo esa nostalgia  de domingo por llover,  de guitarra rota,  de oxidado carrusel.


Bailando con tu sombra  -  Víctor  Heredia

¿Quién podrá quererte
como yo te quiero, amor?
¿Quién –pregunto–, quién
podrá quererte como yo?
Siempre lo decías
y me atabas a tu piel
con ramos de besos,
y escuchábamos caer
sobre los techos de zinc
lluvias de otoño en abril.

Tengo esa nostalgia
de domingo por llover,
de guitarra rota,
de oxidado carrusel.
Ay, Alelí,
pobre de mí.

Yo te desnudaba
para ver como era el mar,
y el mar se enredaba
a mis deseos de volar.
Íbamos tan lejos
que olvidábamos volver:
nos traía el ángel ciego
del amanecer,
y se acostaba a tus pies
como un gatito siamés.

Esta noche quiero
que bailemos otra vez
la canción que el viento
nos cantaba en el ayer.
Ya sabrá el infierno
cómo hacer para aceptar
que baile en mi celda,
con tu sombra, sin parar.
¿Cómo he podido matar
a quien me hacía soñar?




También te puede interesar : Sobreviviendo 




Entradas más populares de este blog

En paz - Amado Nervo

Entre pobres

Besos - Gabriela Mistral

Amor de otoño - Pablo Milanés

El amor en los tiempos del cólera -Gabriel García Márquez

En un rincón del alma - Alberto Cortez

Una cita en la luna