Tardecita de verano

"Tardecita de verano"

no había nada que celebrar, solo la vida misma…
No dejes de leer : Poemas de amor y desamor

Su llegada iluminaba todos los espacios,
su amor era tan intenso
que inundaba hasta el último recoveco de la casa;
había tanta bonhomía en su ser
que todos sentían el mismo placer,
todos - incluidos los de cuatro patas-
Vino con noticias y regalos,
esa tibia tardecita de verano,
no había nada que celebrar, solo la vida misma…
Las carcajadas rasgaban el silencio,
descalzas en el patio, escuchaban a Roque Narvaja,
les gustaba tanto que una la tarareaba bajito,
la otra tomaba una bocanada de aire,
preparándose para acompañar el estribillo.
Hablaba del amor, de la simpleza y la belleza de las cosas,
cosas que uno debe disfrutar y celebrar
y que de todo había que reír…
Mientras se pintaba las uñas, Lola escuchaba
no podía imaginar otra cosa, en su mente solo había pájaros volando.
Se esfumaban las horas inquietas,
budín sobre la mesita de madera y un mate de menta y limón,
como la canción que tanto les gustaba…
La llegada de mamá iluminaba todos los espacios,
cada recoveco, el jardín, el corazón.
Lola.R


También  te puede interesar : Introspección




Entradas más populares de este blog

En paz - Amado Nervo

Entre pobres

Besos - Gabriela Mistral

Amor de otoño - Pablo Milanés

El amor en los tiempos del cólera -Gabriel García Márquez

En un rincón del alma - Alberto Cortez

Una cita en la luna