Elogio del tiempo

Veintisiete horas han pasado. Y unos cuantos minutos. Varias sombras y el viento de las seis.

No dejes de leer :poemas de amor y desamor



Veintisiete horas han pasado.
Y unos cuantos minutos.
Varias sombras y el viento de las seis.
Y los días que encierran los segundos.
Y los años encerrados entre tus manos.
Veintisiete horas, dicen.
Que salieron de tus labios,
cuando tus manos fueron capaces de abrir el tiempo.
Fue anoche. Hoy o mañana.
Tus dedos soltaron los días y se hicieron segundos.
Y se hicieron aire.
Y nos hicimos tiempo.
Marcelo Baez

También te puede interesar: No pasa nada



Entradas más populares de este blog

Una cita en la luna

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Es tan poco - Mario Benedetti

El breve espacio en que no estás - Pablo Milanés

La piel es de quien la eriza

A mis amigos - Alberto Cortez

Siete crisantemos - Joaquín Sabina