Pasión de nuestro tiempo



Me tomas en tus brazos
de guerrero incansable,
sucumbo a tu sonrisa,
a tu voz , a tu aroma

al deseo irrefrenable,
espero ansiosa el recorrido
solapado de tus manos
y entre gemidos tan nuestros,
avivas el fuego
en esta hoguera
donde la leña arde,
y caemos rendidos
al diálogo secreto de la carne.


Laura Roda
También te gustará :Otoño

Entradas más populares de este blog

Coincidir- Méxicanto

19 días y 500 noches - Joaquín Sabina

Paloma quiero contarte -Víctor Jara

Siete crisantemos - Joaquín Sabina

Chau número tres - Mario Benedetti

El amor en los tiempos del cólera - Gabriel García Máquez

Una cita en la luna