Pasión de nuestro tiempo



Me tomas en tus brazos
de guerrero incansable,
sucumbo a tu sonrisa,
a tu voz , a tu aroma

al deseo irrefrenable,
espero ansiosa el recorrido
solapado de tus manos
y entre gemidos tan nuestros,
avivas el fuego
en esta hoguera
donde la leña arde,
y caemos rendidos
al diálogo secreto de la carne.


Laura Roda
También te gustará :Otoño

Entradas más populares de este blog

Diez menos cuarto - Fede Comín

Hoy ten miedo de mí - Fernando Delgadillo

Amor, amor de mis amores - Natalia Lafourcade

Quiero abrazarte tanto - Ana Belén /Víctor Manuel

A la orilla de la chimenea - Joaquín Sabina

La piel es de quien la eriza