La culpable

camino, sin rumbo, errante, sin mirar hacia adelante me pierdo en la nada, si no me das, tú mirada.


Has visto acaso, silencio ingrato,
Aquella, que vino un rato
la que vi, solo al regreso,
y una triste canción
por aquella que yo rezo,
la que vi en mi corazón.

Hoy sin verla en mis días,
ya no hay más alegrías
camino, sin rumbo, errante,
sin mirar hacia adelante
me pierdo en la nada,
si no me das, tu mirada.

Duele verte con los ojos,
segados de sufrimiento
que en esos labios rojos,
brillen solo fantasías
que más, que aquellas mías,
te llenen, el pensamiento.

Acaso, aquel que un día,
escribiendo una poesía
encontró un cielo, mudo,
y al escribir no pudo
hallarle un sentido,
a lo que había, vivido.

Hasta el más fuerte implora,
inclinado al cielo, llora
olvidando que existe,
por ver la mirada triste
de una luna nublada,
de una noche soñada.

Esencia de luz, estrella,
te comparare con ella
tan lejos, pero tan bella,
inocente mariposa
tan hermosa como una diosa,
pero espinas, rosa…

Roberto D. Blandón




También te puede interesar : " Albur"