Ojos Negros.

Estoy atado a tu mirar ... del poema ojos negros

Perdido en la inmensidad de tus ojos negros
no quiero encontrar el camino de regreso
quiero caminar y seguir perdido
y solo guiarme por el brillo de tu alma.

Tu alma clara y pura, alma de agua, alma de sol
combina con el negro de tus ojos, ojos de cielo abierto,
como mil soles es la intensidad de tu brillo
un universo infinito en tu tus ojos es descubierto.

Cuando me miras, tus ojos negros y grandes
me cautivan, me atrapan, me absorben
es como entrar en un torbellino, en otra dimensión
y yo me dejo llevar porque es imposible escapar
la luz de tu alma me guía en mi transitar.

Mediante tus ojos negros he conocido el universo entero
he recorrido dimensiones desconocidas
he leído mis vidas pasada y futuras
he vivido eternamente, he sido polvo y mente
he sido universo y he sido nada.

Cuando vi tus ojos negros por primera vez
supe al momento que mi alma estaba atada,
atada a tu caminar, atada al brillo de tu mirar
mirar que traslada a las montañas, a los ríos, a los mares
tu mirar que produce sonidos de aves y risas de niños, risas de abuelos y la gratitud de la humanidad
Ojos negros, ojos negros, estoy atado a tu mirar.
Armando Martínez