La última hoja



Desde la copa hasta las raíces del grande y robusto roble circulaba un cáncer terminal, ese que resuelve como final pero transcurre sin principio.
Mortal porque hacía morir; sus ramas, aunque fuertes eran final, su tronco, con heridas profundas pero de regeneración posible eran final, en fin, el tiempo siguió y sin ayuda se dejo ver, alguna de sus hojas se sintieron traspasar de lado a lado, algunas fueron para matar y otras también; pero aquí estoy, viendo no querer dejarse vencer a la ultima hoja, que sigue como fuego de dioses entre cenizas de humanos; más de una vez me pregunto¿ porque pasara este confuso y contradictorio final?, y siempre me respondo lo mismo, solo sabe dios y la hoja.
Es tiempo de dejarle el lugar a una nueva y fuerte raíz, que viene desde lo más puro creciendo sin tiempos de muerte pero con la información de lo que es mejor a la hora de equivocarse, dejar caer estos últimos gramos para renacer en una nueva vida o dejar de ser para siempre; y así fue que se sintió en sus últimos vientos, y en él solo se dejo ver en una frese -"Nunca fui lo que quisieron porque siempre quise ser fiel a mi naturaleza"-

G-A

Desde la copa hasta las raíces del grande y robusto roble circulaba un cáncer terminal, ese que resuelve como final pero transcurre sin principio.

Entradas más populares de este blog

Poema de la despedida

Te amaré

Yolanda

Y nos dieron las diez

Amor se llama el juego

La mujer que yo quiero

Táctica y estrategia

Óleo de mujer con sombrero

Sin tu latido