La ceguera del amor

Trabaja como si no necesitarias dinero,Ama como si nunca te hubieran herido,baila como si nadie te estuviera viendo,canta como si nadie te escuchara.

¿Cuántas veces habrás escuchado, decir que el amor es ciego?
Bueno, hoy voy a contarte de dónde viene esa frase archiconocida. Por supuesto voy a reducir la historia que leí hace mucho tiempo...
Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura, como siempre tan loca, les propuso jugar a las escondidas.
Y en esta primera escondida de la historia, cuando la locura iba contando por el 999.999, el amor aún no había encontrado dónde esconderse, pues todo se encontraba ocupado. La locura contó hasta un millón y después fue descubriendo uno a uno a la euforia, la alegría, la bondad, la verdad, la soberbia, la pereza, la fe, la timidez, la pasión, el deseo, la libertad, etc.
Sólo le faltaba encontrar el amor, y buscó en cada arbusto, detrás de cada árbol, cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas, y cuando estaba por darse por vencida se encontró con un rosal, tomó una horquilla y comenzó a mover ramas, cuando, de pronto, un grito se escuchó.
Las espinas habían herido en los ojos al amor, la locura no sabía qué hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta le prometió ser su lazarillo.
Y lo es... desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra, el amor es ciego y la locura lo acompaña.
Y si es verdad que cada amor tiene algo de locura, ¿porqué te empeñas en negarlo? ¿Porqué te preocupas por explicarlo? ¿Porqué te ocupas inútilmente en cambiarlo?
Es más, siempre he estado convencida de que a todos nos viene bien ser un poco locos.
Yo te invito a que pongas en tu vida un  poquito de locura. Tú sabrás si te está haciendo falta.
Te propongo que pruebes "trabajar como si no necesitaras el dinero; amar como si nunca hubieses sido herida; bailar como si nadie te estuviera mirando"; cantar como si nadie te escuchara, vivir como si sólo importara vivir para vivir.
Convengamos que no es fácil. Pero tampoco sería locura si piensas que es difícil.
La sinrazón tiene razones que la razón no entiende.
No te preocupes por entender. No te preocupes porque se aceleran los latidos de tu corazón. Déjalo latir. Vive.
Recuerda todo aquello que  puedes hacer, y comiénzalo ya, ahora mismo. "La audacia tiene genio, poder y magia". Úsala hoy. La vida es demasiado corta para vivirla con miedo.

Trovadicción