¿Sabías que las primeras poetisas argentinas fueron monjas de clausura?

Soneto.  No fue la parca ingrata, no alebosa  ninguno le censure de (o) homicida  pues no hizo más qe. dar eterna vida  aun hombre justo: satisfacn. Forzosa.  Si en la dulce manción en paz reposa  porqe. su gran virtud fué conocida  ¿porqe. hemos de sentir su propartida  siendo una propartida tan honrrosa?   Felíz una y mil veces San Alberto  porqe. Su gran virtud clara se advierte  y todos confesamos por muy cierto  que labró su corona de esta suerte  con un fuego divino aunqe. está yerto ahora pregunto ¿hizo mal la muerte?
 Córdoba fue el lugar de origen de la expresión literaria femenina en el Virreinato del río de la Plata. En el museo Juan de Tejada se exponen los poemas de esas mujeres escritos en 1804. Poemas que se mantuvieron ocultos por más de cien años y los mismos fueron descubiertos en 1972 . Expuestos como objetos de arte decorativo en la Segunda Exposición de la Feria Internacional del Libro de Córdoba, en 1986. El descubrimiento modificó la historia de las letras Argentinas y no es coincidencia que hoy se exhiban, en la casa donde nació el primer poeta argentino, Luis de Tejeda. Esas letras tienen un valor histórico, literario y de resistencia del género . Época donde la mujer no tenía demasiadas opciones, o la vida familiar o en el convento, únicos lugares donde se podía leer y escribir, se pensaba y eran espacios de resistencia. Los poemas son anónimos y fueron escritos a raíz de un hecho triste para la comunidad religiosa de ese entonces, el fallecimiento de Fray José Antonio de San Alberto, obispo de Córdoba entre 1780 y 1785, quien realizó grandes innovaciones en la vida religiosa y comunitaria . el aporte de estas escrituras se relaciona con los intereses de Fray José Antonio de San Alberto, gracias a su impulso educativo generó un grupo social que tuvo una formación cultural muy importante, y quizá aportó a la creación literaria. El obispo era un gran vanguardista, le interesaba la formación de la mujer y pensaba que podía ser preparada y de este modo interpelar al mundo. Se piensa que pudo haber promovido lecturas e instancias de formación dentro del monasterio. Son 34 poemas creados en 1804 por las hermanas Carmelitas del Monasterio San José. Los poemas son originales manuscritos en tintas ferrosas sobre papel calado. El diseño de las filigranas completa el documento y lo convierte en una obra de arte.

De la exposición "Poemas para una parca ingrata"

*Transcripción original.

Soneto.

No fue la parca ingrata, no alebosa

ninguno le censure de (o) homicida

pues no hizo más qe. dar eterna vida

aun hombre justo: satisfacn. Forzosa.

Si en la dulce manción en paz reposa

porqe. su gran virtud fué conocida

¿porqe. hemos de sentir su propartida

siendo una propartida tan honrrosa?


Felíz una y mil veces San Alberto

porqe. Su gran virtud clara se advierte

y todos confesamos por muy cierto

que labró su corona de esta suerte

con un fuego divino aunqe. está yerto
ahora pregunto ¿hizo mal la muerte?

*Trascripción original - 1804