viernes, 5 de agosto de 2016

Razón de vivir


Para decidir si sigo poniendo
esta sangre en tierra,
este corazón que bate su parche,
sol y tinieblas.

Para continuar caminando al sol por
estos desiertos.
Para recalcar que estoy vivo
en medio de tantos muertos.

Para decidir, para continuar,
para recalcar y considerar,
solo me hace falta que estés aquí
con tus ojos claros.

Ay, fogata de amor y guía,
razón de vivir mi vida.

Para aligerar este duro peso
de nuestros días,
esta soledad que llevamos todos,
islas perdidas.

Para descartar esta sensación
de perderlo todo,
para analizar por donde seguir
y elegir el modo.

Para aligerar, para descartar,
para analizar y considerar,
solo me hace falta que estés aquí
con tus ojos claros.

Para combinar lo bello y la luz
sin perder distancia,
para estar con vos sin perder el ángel
de la nostalgia.

Para descubrir que la vida va
sin pedirnos nada,
y considerar que todo es hermoso
y no cuesta nada.

Para combinar, para estar con vos,
para descubrir y considerar,
solo me hace falta que estés aquí
con tus ojos claros.

Víctor Heredia