lunes, 29 de agosto de 2016

Nunca más estar triste



Te traeré
la lluvia encerrada en un beso de cielo
y así sin mojarte la miras llover
el agua que guarda la reina de Hungría
la breve promesa del amanecer

te traeré
la grata sorpresa del día en que naciste
las causas perdidas el aire del sur
los limpios paisajes que tanto quisiste
la base secreta de todo el azul

y nunca más estar triste

te traeré
el sol que no quema la paz de los libros
los ojos profundos del frío polar
tormentas en calma la risa de un hijo
la luz escondida en el fondo abisal

te traeré
el fuego que alumbra la llama que asiste
las calles de Praga la orilla del mar
la mano que ayuda la fe que resiste
la mente del niño que insiste en volar
y nunca más estar triste...



Pedro Guerra





 

No hay comentarios.: