viernes, 29 de julio de 2016

Culpable


Yo no te culpo a ti de que la vida
nos marque dos caminos tan opuestos,
no me culpes a mí de las heridas
que mis labios dejaron en tu cuerpo.

Y cúlpame de quererte por encima
del deber, del placer y el sufrimiento,
de haberte dado un alma que no era mía,
se la vendí yo a una mujer hace ya tiempo.

Yo me llevé el aliento de tu boca
y te dejé caer todos mis besos
para que no me culpes en la vida
de que sigamos dos caminos tan opuestos.

Y cúlpame de que te quise por encima
del deber, del placer y el sufrimiento,
de haberte dado un alma que no tenía,
se la vendí yo a otra mujer hace ya tiempo.

Yo me llevo el aliento de tu boca
y te dejo el tormento de mis besos
para que no me culpes en la vida
de que sigamos dos caminos tan opuestos.

Salvador Távora - Alfonso Santiesteban





 

No hay comentarios.: